Juana Mª González

Nani-Gonzalez

Encuentro la lectura y el estudio de la producción literaria de los autores contemporáneos particularmente atractiva porque me acerca directamente a las reflexiones más actuales que se realizan desde el ámbito artístico sobre el mundo que nos rodea. La literatura contemporánea se caracteriza, principalmente, por la experimentación y el libre manifiesto expresivo de los autores y, por ello, al acercarme a los autores contemporáneos me veo interpelada por sus propias inquietudes y cuestionamientos personales.

Juana Mª González


Mini Bio

Doctora en Literatura Española por la Universidad de Granada, actualmente es profesora de Literatura contemporánea en UNIR y trabaja en un proyecto de investigación financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad titulado Educación integral para los jóvenes bachilleres: cambios promovidos por la JAE en la enseñanza secundaria (1907-1936) en el CSIC (Consejo Superior de investigaciones Científicas). Le apasiona la literatura, está especializada en la Edad de Plata (concretamente en el estudio de epistolarios) y el exilio español y le interesa mucho la Literatura Digital y las Humanidades Digitales. Por ese motivo también pertenece al grupo de investigación #UNIRDigitales que se acaba de poner marcha en UNIR.


Trabajos

Lecturas y lectores de la Edad de Plata: de la correspondencia de León Sánchez Cuesta 1925-1984

Artículo publicado en prensa. p. 14.

Toda carta es una muestra de una particular versión de su autor, a particular moment of an interpersonal relationship, a particular aspect of his future and of his correspondent´s (Guillén, 1985). Cuando escribimos establecemos, ante todo, un diálogo con nosotros mismos y reconstruimos “unos sucesos deseables y deseados” (Guillén, 1997) que se dirigen a un receptor, lector “empírico” o “implícito”, al que habitualmente conocemos de antemano. Una carta se convierte así en una narración donde el autor oscila entre la experiencia real y la experiencia creada a través del lenguaje, y en la que se establece un doble pacto epistolar entre remitente y destinatario que estimula el proceso ficcional del escrito.


¿Te apetece aprender con ella?





Back to top