José Gabriel López Antuñano

Foto de José Gabriel López Antuñano Doctor en Filología Española y Teatrólogo

Cuando lees un texto de teatro clásico, te has preguntado ¿cómo llevarlo a escena y aproximarlo a las expectativas del espectador de hoy? Sí, de ese que asiste al teatro solo cuando le hablan de que “ponen una obra de mucha risa”, pero que no pisa una sala donde programen clásico porque piensa que es muy aburrido. Además, dicen el texto de una forma rara. Cultura y entretenimiento no son conceptos contrapuestos, pero se necesita conocer la metodología para transformar un texto en espectáculo, contemporáneo y atractivo; las herramientas para acercar un texto escrito hace cuatro siglos o en el siglo XX al gusto y las preocupaciones de hoy. ¿Te has planteado cómo conseguir que versos o palabras, impresas en un libro, se despeguen de él y depositen en la cabeza de un actor para que resuenen en tus oídos? Esto y mucho más se aprende en esta materia que allana el camino para la puesta en escena. Y esto sin vulgarizar, con el máximo respeto a unos valores imperecederos.

José Gabriel López Antuñano


Mini Bio

José Gabriel López Antuñano, Doctor en Filología Española y Teatrólogo, es profesor de Dramaturgia y Ciencias Teatrales en la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León. Además imparte clases en másteres universitarios de materias relacionadas con las artes escénicas. Crítico de teatro, es miembro de la International Association of Theatre Critics (IATC) y del Instituto del Teatro de Madrid (ITEM) de la Universidad Complutense, publica en las principales revistas especializadas de teatro, en España y en otros países europeos. Ha realizado varias adaptaciones de textos dramáticos para su puesta en escena. Es el director del Máster de Estudios Avanzados de Teatro de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).


Trabajos

Teatro multimedia: antecedentes y estado de la cuestión

Artículo publicado en Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, número 148.

El teatro no vive de espaldas al progreso científico o a las transformaciones de la sociedad, por el contrario integra la evolución de los renovados procedimientos de la narración, conoce las nuevas formas de comprender el mundo, le atraen los avances técnicos o percibe la nueva mirada del espectador. En una palabra, incorpora las aportaciones de la cultura de la imagen (instantaneidad, inmediatez, rapidez, cambio de percepción, discursos fragmentarios y no unívocos en la recepción, pluriperspectiva…). Con estas notas, cambia la narratividad escénica: se incorpora un nuevo “actor”, la cámara de grabación. No se trata de un maridaje nuevo, pues desde los inicios del siglo XX el arte escénico acepta el reto del séptimo arte.


¿Te apetece aprender con él?





Back to top