Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017: Adam Zagajewski

13

jun

índice

Comunicación, Cultura, General, Humanidades, Pensamiento

El 8 de junio el jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2017 daba a conocer la concesión de este premio al poeta y ensayista polaco Adam Zagajewski. Nacido en la actual Ucrania en 1945, su infancia fue un recorrido de exilio por varias ciudades hasta estudiar en Cracovia. En su madurez vivió en París, Berlín y Estados Unidos para regresar a Cracovia en el año 2002. Esto ha hecho que en su obra junto a su afán por la libertad, la búsqueda de la belleza, su fina sensibilidad o la musicalidad de su poesía, las huellas del exilio se puedan percibir con hondura humana.

Considerado como el poeta donde confluyen la herencia de autores como Rilke, Milosz o Antonio Machado, al comunicársele la concesión su declaración al respecto ha sido “Es un gran honor recibir este magnífico premio procedente del reino de España, que es también el reino de Cervantes y de otros grandes poetas y escritores. Un poeta trabaja en soledad, pero de repente aparece una noticia inesperada. ¡Gracias!”.   En este sentido es fundamental el hecho de que Zagajewski, como uno de los grandes poetas actuales,  no sólo ha fomentado la tradición polaca literaria sino que realmente su fortaleza cultural ha engrosado lo que podemos denominar como la riqueza de nuestra patria común europea. Esa referencia a los grandes españoles de la literatura universal que conjuga a la perfección con autores como por ejemplo Rilke, dotan a su obra de una profundidad humana  que le han convertido en uno de los mejores poetas de estos momentos.

En octubre de 2016, una de las publicaciones españolas actuales de referencia en el ámbito cultural y de las Humanidades, Nueva Revista que es publicada y editada por la UNIR, nos permitía acceder al entorno más profundo del poeta con una magnífica entrevista de Ángela Pujol. En esa entrevista que llevaba por título “Celebrar el mundo mutilado”, nos acercaba a una reflexión fundamental sobre la ciudad, la memoria y la relación de la literatura con la política. Con respecto a esta última cuestión ha de tenerse presente que Zagajewski formó parte en la década de los años setenta de un grupo de disidentes de Cracovia conocidos como Teraz (Ahora) y que escribió en uno de los principales medios de comunicación de la oposición democrática polaca, una revista clandestina llamada Zapis.

En la mencionada entrevista en Nueva Revista, entre las cuestiones que se abordaban queremos destacar desde esta página esa conjunción por parte del autor polaco en la que se plasma perfectamente esa convivencia entre la vida y la percepción de la belleza, una vida que en su caso ha estado marcada por su lugar de nacimiento, azotado por el Holocausto, por la influencia del entorno comunista, por sus primeros pasos en la ruina.

Por todo lo anterior nos permitimos reproducir un extracto de la entrevista con Ángela Pujol, que hemos considerado muy significativo en ese sentido:

Estaban las ruinas  pero también el renacimiento  con nuestro entusiasmo, el de los jóvenes. Es lo que leí y vi también en otros poetas de mi entorno en aquella época. En mí, desde luego, coexisten estos dos hechos: haber nacido en un paisaje de ruinas y estar fascinado por la plenitud de la vida. Como reconciliar  ambas cosas, todavía hoy no lo sé.  Es una de mis cuestiones principales”. 

Publicado por: Monica Orduña


Deja un comentario

Nombre *

Correo electrónico*

Escribe aquí tu comentario


Comentarios






Back to top