Las preguntas fundamentales de la vida humana

13

feb

¿Cuál es el sentido de mi vida?

Cultura, Educación, Humanidades, Pensamiento

Desde el origen de los tiempos cuando las cavernas eran nuestro mundo y el universo se asomaba ante nosotros como un inmenso y desconocido océano, la radicalidad de nuestra naturaleza nos llevó a enfrentarnos a la realidad. Conocer el mundo para adaptarnos. Sin embargo, la vida para aquellos hombres y mujeres no era sólo pura exterioridad. ¿En qué momento surgió el paso decisivo de la adaptación al medio a su revolucionaria y novedosa transformación? Y más aún, ¿cómo se produjo ese despertar en nuestro ser? Lo que resulta absolutamente extraordinario es que el gran acontecimiento de nuestra especie es que la evolución no sólo progresa hacia fuera sino también inéditamente hacia lo más profundo de nuestro ser. El asombro como origen del conocimiento llevaba en sí de forma paralela el germen de la transformación del ser humano.

 

Pero el progreso y desarrollo no implican necesariamente una mejora de nuestro ser. Se da la circunstancia precisamente de que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en muchos países y las estadísticas no paran de arrojarnos datos sobre el malestar real de las sociedades de bienestar. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué se ha producido esta grieta tan importante en nuestra humanidad? Lo más alarmante es que el pragmatismo y la materialidad de nuestro mundo no sólo ha infectado a los agentes educadores sino que también esta contaminación se ha extendido mundialmente en la planificación y métodos de evaluación del sistema educativo.

 

La filosofía ha venido ligada siempre a la teoría, sin embargo, poco o nada se dice sobre su dimensión terapéutica. Los efectos de su acción han transformado a lo largo de la historia a millones de personas y estos cambios han venido normalmente acompañados de profundas e importantes repercusiones sociales. Las preguntas esenciales de la vida se repiten generación tras generación: cuál es el sentido de la vida, el bien, el mal, la muerte, el dolor, en definitiva, qué es el ser humano y cómo puede ser feliz. En nuestro mundo actual estas preguntas siguen teniendo vigencia y la filosofía puede ayudarnos a comprender y a tomar conciencia de estas cuestiones fundamentales para poder dar una respuesta satisfactoria.

Pedro José Grande Sánchez

Publicado por: Pedro José Grande


Deja un comentario

Nombre *

Correo electrónico*

Escribe aquí tu comentario


Comentarios






Back to top