Emprendedor de la cultura, puente entre generaciones

14

nov

Libro día del profesor

Arte, Comunicación, Cultura, Empresa, Historia, Literatura, Pensamiento, Periodismo, Política

Durante el año 2016 la cultura española está celebrando distintos centenarios: las muertes de Cervantes,  Garcilaso de la Vega o el insigne músico Enrique Granados; o los nacimientos de Camilo José Cela o Antonio Buero Vallejo. Y hay un nombre, del que ayer 13 de noviembre se conmemoraba el centenario de su nacimiento, que quizás sea menos conocido para el público en general, pero su trayectoria vital estuvo íntimamente ligada al mundo de la cultura en España. Hablamos de José Ortega Spottorno, cuya figura no sólo queremos poner de relieve por ser hijo de José Ortega y Gasset, lo que ya de por sí le convierte en una atractiva figura, sino también por toda su importante labor del estímulo del desarrollo de las letras en España tanto en producciones literarias como en manifestaciones periodísticas. Poco antes de morir, en el año 2002,  terminaba su último libro Los Ortega un recorrido pormenorizado de la historia de su familia y en cuyo preámbulo recogía: “Cuando ya se va viendo la espada de la vida, es curioso cómo nos invade un gran interés por saber más de los seres queridos que poblaron nuestra infancia… en mi caso el centro de mi vida ha sido, naturalmente, mi padre…”.  Ortega Spottorno supo convivir con la figura de su padre a la vez que encontró su propio camino, y ese camino estuvo estrechamente vinculado a una extraordinaria sensibilidad literaria, a un espíritu que podríamos calificar de renacentista y todo ello marcado por un sentimiento emprendedor y en cierta manera aventurero.

Este emprendedor de la cultura fue el creador de Alianza Editorial en el año 1966, convirtiéndose en un editor revolucionario al crear una colección de bolsillo que convertía en asequible el libro para el público universitario, impulsando además todo aquello que se podía expresar mediante las letras: pensamiento, literatura, ciencias sociales, política u opinión periodística. Sirvan de ejemplo las ediciones de la obra de Alas Clarín, Proust, Freud o Toynbee.  Otra de sus “aventuras” editoriales se produce cuando desde la dirección de Revista de Occidente difundió toda la obra de Ortega y sus principales seguidores como Javier Marías o Xabier Zubiri.  Y precisamente aquí estriba su papel como puente entre generaciones, generaciones de intelectuales vinculados a la figura de su padre y generaciones más jóvenes que protagonizaron la transición en España.  v

Y  vinculado al mundo del periodismo, en el año 1976 fundaba El País, al que consideraba heredero de El Sol, la aportación de Ortega a la modernización del periodismo español.   Un proyecto en el que como impulsor y promotor puso todo su afán, ilusión y vitalidad; y que él mismo esbozó como periódico de información general que en aquellos primeros momentos de la transición a la democracia en España se convirtiese en un medio de divulgación de los valores cívicos del liberalismo democrático.

Su faceta de editor- emprendedor de la cultura no fue óbice para que siguiese manifestándose como un excelente escritor y narrador. Prueba de ello son Los Ortega que mencionábamos al principio, a la que podemos añadir Historia probable de los Spottorno, El área remota o Relatos en espiral  e innumerables artículos.

En breve verá la luz un libro conmemorando el centenario de su nacimiento, en el que historiadores, filósofos y escritores, describen un amplio recorrido por la vida de José Ortega Spottorno. Hoy, un siglo después de su nacimiento no podíamos dejar pasar la oportunidad de esbozar esta breve semblanza sobre uno de Los Ortega cuya herencia emprendedora sigue tan viva.

Publicado por: Mónica Orduña Prada


Deja un comentario

Nombre *

Correo electrónico*

Escribe aquí tu comentario


Comentarios

Francisco dice:

No lo había leído aún, pero ahora no tengo excusa.
Gracias.

(Enlace a Google Books: https://books.google.es/books?id=kBcnDQAAQBAJ&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false )






Back to top