Elogio del Olvido

20

mar

La bomba 'anarquista' de Mateo Morral.

Comunicación, Cultura, Historia, Humanidades, Literatura, Pensamiento

El periodista y ensayista norteamericano David Rieff presenta esta semana en español su último libro:  Elogio del Olvido. En esta obra este autor lleva a cabo un interesante planteamiento sobre cómo se nos ha inculcado que debemos recordar el pasado y que moralmente estamos obligados a conmemorar la memoria histórica, y en este sentido el propio autor se pregunta ¿qué ocurre si, no siempre pero con mucha frecuencia, esto es una equivocación?. Para ello el autor pone de manifiesto como, por desgracia, en muchas ocasiones la invocación de la memoria histórica colectiva esgrimiéndose como arma arrojadiza hace que prime el rencor y el resentimiento frente a la reconciliación.

Ejemplifica el hecho mencionado remontándose hasta el siglo XIX y lo acontecido en el sur de Estados Unidos tras la Guerra de Secesión, mencionando los ejemplos de la ex-Yugoslavia, Israel y Palestina, Irak, Siria, partidos nacionalistas indios, yihadistas e islamistas… Y en un artículo publicado este domingo en El País también habla de España y sobre lo que él denomina el “pacto de olvido” esencial para lograr una transición a la democracia pacífica tras el franquismo. Precisamente esta última cuestión ha sido objeto de debate en los últimos años en nuestro país, y con especial incidencia desde que se aprobó la denominada ley de Memoria Histórica. Sin entrar en dicho debate si consideramos que puede hacerse una reflexión sobre la cuestión, recogiendo aquí las palabras del profesor Enrique Moradiellos, catedrático de Historia Contemporánea, quien ha afirmado en diferentes ocasiones que el término memoria histórica es inadecuado “Lo que hay son conocimientos y memorias biográficas, porque la memoria es subjetiva”. Y especifica más detalladamente la cuestión cuando refiere “es un término que pone el sustantivo en memoria y deja a la historia la condición de adjetivo: memoria histórica en lugar de historia memoriada… coloca la  verdad en el testigo y no en el narrador, esa verdad puede revelarse equivocada cuando se coteja con los datos”. 

El trasfondo de muchas de las cuestiones que se han planteado en los últimos años en la mayoría de los países que se mencionaban anteriormente, estriba en el uso partidista de la historia y los acontecimientos con objeto de que redundasen en beneficio propio.  

Esperemos que Elogio del Olvido nos ayude a extraer nuestras propias conclusiones sobre alguna de las cuestiones que se siguen debatiendo en la actualidad, muchas veces sin una formación mínima para llevar a cabo  decisiones de peso en el ámbito institucional.

Publicado por: Mónica Orduña Prada


Deja un comentario

Nombre *

Correo electrónico*

Escribe aquí tu comentario


Comentarios






Back to top